Friends Peich
Camisetas de Friends
Noticias
 

 

15 Enero 2004

La serie «Friends» también sirve para dar educación sexual a los adolescentes

Si usted es seguidor habitual de la telecomedia Friends, probablemente recuerde el capítulo de la octava temporada en que Rachel (Jennifer Aniston) le dice a su antiguo novio Ross (David Schwimmer) que se ha quedado embarazada. Ross responde con sorpresa: sólo habían reincidido una vez y habían empleado preservativo. «Lo sé, pero los condones sólo funcionan en el 97% de las ocasiones», dice ella. «¿Qué, qué? Pues deberían poner eso en la caja». «Lo hacen». «No, no lo hacen [en ese momento, Ross examina un envase]. ¡Bueno, entonces deberían ponerlo en grandes letras negras!». Pues bien, esta escena no sólo hizo reír, sino que tuvo una repercusión positiva entre el montón de jóvenes que la vieron (sólo en EUU fueron 1,67 millones de críos de entre 12 y 17 años). Según un estudio publicado recientemente en 'Pediatrics', incrementó los conocimientos de este grupo de edad acerca de los profilácticos, en especial si habían visto el episodio acompañados por sus progenitores.

Y es que pese a las críticas que ha recibido este medio por sus elevados contenidos de sexo, la tele también «puede ser un educador sexual, mostrando lecciones útiles para las audiencias adolescentes cuando es modelo de conductas responsables o apunta las consecuencias que tiene mantener relaciones sin cuidado», explican los autores de este trabajo.

De hecho, de acuerdo con una encuesta que realizó en 2002 la Kaiser Family Foundation -una organización filantrópica estadounidense sobre temas de salud- a 500 jóvenes de entre 15 y 17 años, la mayoría ha aprendido algo útil de las escenas sexuales que aparecen en televisión, como por ejemplo decir «no» ante una situación que les hace sentir incómodos (60% de los entrevistados) o hablar a su pareja del empleo de profilácticos (43%).

Sin embargo, hasta ahora la mayoría de las evaluaciones de programas concretos se referían a emisiones de países en vías de desarrollo, como es el caso de Sida en la ciudad, una veterana telenovela semanal emitida en Costa de Marfil. De acuerdo con un estudio publicado en AIDS Care el pasado junio, el empleo del preservativo es más común entre quienes han visto más de 10 episodios del serial.

«La televisión es capaz de enseñar los riesgos y responsabilidades que acompañan a la actividad sexual de un modo que los libros, folletos y las clases no pueden, retratando las experiencias de individuos sexualmente activos con los cuales se identifican los jóvenes», señala el trabajo de Pediatrics. Los autores de esta investigación entrevistaron a 500 adolescentes (de entre 12 y 17 años y seguidores habituales de la serie) en las tres semanas posteriores a la emisión del antedicho capítulo de Friends.

La mayoría (65%) de los que habían visto el capítulo recordaba que Ross y Rachel habían usado preservativo y un 31%, que el episodio mencionaba que la eficacia del profiláctico es de entre el 95% y 100%. Además, el 17% declaró que había aprendido algo nuevo del mismo.

«De este modo, la información de salud sexual ha llegado a una amplia audiencia juvenil con un único episodio de edu-entretenimiento», dicen los autores, para quienes la televisión lúdica «tiene la ventaja de poder ejemplificar una conducta socialmente responsable sin defenderla explícitamente. Los mensajes partidistas pueden producir resistencia entre los adolescentes».

De todos modos, estos expertos advierten que «sería una mala idea que la televisión sustituyese por completo a las fuentes tradicionales de educación sexual, [pero] puede completar y realzar los efectos de la información de otras fuentes». Y viceversa, porque los padres también tienen un papel importante para reforzar los contenidos educativos de los programas.

Así, en el trabajo sobre Friends, las mencionadas cifras eran mucho mejores entre los adolescentes que vieron y discutieron el episodio con un adulto: casi la mitad recordaba que se había descrito que la eficacia de los preservativos superaba el 95% y más de un tercio había aprendido algo nuevo de la emisión. Muchos de estos jóvenes hablaron con sus mayores de la eficacia del condón (el 31%) o del embarazo de Rachel (33%) a raíz del episodio.

Para los autores, estos hallazgos «sugieren que si los retratos de conductas sexuales de riesgo o responsabilidad tratasen temas menos complejos [dado que algunos chavales sólo se quedaron con la idea de que el condón puede fallar] y fuesen más frecuentes en televisión, los efectos observados serían aún más poderosos».

Y es que estos contenidos educativos aún son muy escasos en este medio. Tal y como revelaba un trabajo de este año (también realizado por la Kaiser Family Foundation) acerca de los programas emitidos por las principales cadenas de EEUU en la temporada 2001-2002, sólo una cuarta parte (26%) de las emisiones con descripciones o conversaciones sobre relaciones sexuales incluían alguna referencia al sexo seguro. De todos modos, los autores son optimistas: hace cuatro años, la cifra era casi la mitad (14%).

 

Volver

 

Friends Peich © 1999-2018
Mapa web - Contacto - Libro de visitas